Timber by www.emsien3.com EMSIEN-3 Ltd

Las 7 leyes espirítuales del éxito

 

 

 

   

 

Ley de la Potencialidad.

La fuente de toda la creación, es la conciencia pura, la potencialidad pura que aspira a expresarse de lo no manifiesto en lo manifiesto y cuando nos damos cuenta de que nuestro yo verdadero es de potencialidad pura, nos alineamos con el poder que lo manifiesta todo en el universo.

Esta Ley podría llamarse también Ley de la unidad, pues bajo la diversidad infinita de la vida subyace la unidad de un espíritu que todo lo penetra. No existe ninguna separación entre este campo de energía y nosotros. El campo de la potencialidad pura es nuestro propio "Yo". Y cuanto más conozcamos nuestra propia naturaleza, más próximos estaremos al campo de la potencialidad pura.

Nuestro "Yo" verdadero es humilde y no se siente superior a nadie, pues sabe que todos los demás son el mismo "Yo", el mismo espíritu, bajo disfraces diferentes.

La Ley de la entrega.

El universo opera por el intercambio dinámico, dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de energía en el universo. Y con nuestra disposición para dar aquello que buscamos, hacemos que la abundancia del universo siga circulando en nuestras vidas.

También le podríamos llamar la Ley del dar y del recibir, pues el universo opera por el intercambio dinámico. Toda relación se basa en un dar y recibir, cuanto más entreguemos más recibiremos; si queremos tener alegría, entreguemos alegría a los demás; si queremos amor, aprendamos a entrega amor; y así con la atención, el aprecio... y también con todas las cosas materiales. En realidad, la manera más fácil de recibir lo que se desea es ayudar a los demás a recibir lo que desean.

La ley del Karma o de la causalidad.

Toda acción engendra una fuerza de energía que vuelve a nosotros en igual cantidad. Lo que sembramos es lo que cosechamos y cuando optamos por realizar actos que llevan la felicidad y el éxito a los demás, el fruto de nuestro karma es la felicidad y el éxito.

El "Karma" es a la vez acción y las consecuencias de la acción; es causa y efecto simultáneamente, pues toda acción engendra una fuerza de energía que vuelve a nosotros en igual cantidad. Esta Ley no tiene nada de insólito, todos hemos oído decir que "cosechamos lo que sembramos".

Los seres humanos somos, esencialmente, tomadores de decisiones infinitas. En cada uno de los momentos de nuestra existencia tenemos acceso a una infinidad de posibilidades de decisión. Algunas de estas decisiones las tomamos conscientemente, mientras que otras se toman inconscientemente. Pero la mejor manera de comprender y optimizar la aplicación de la Ley de la causalidad es volvernos conscientes de las decisiones que tomamos en cada momento.

Cuando tomamos una decisión, la que sea, podemos preguntarnos dos cosas. En primer lugar: "¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión que estoy tomando?" en

Nuestro fuero interno sabremos cuáles son. En segundo lugar: "Me aportará felicidad a mi y los que me rodean esta decisión que estoy tomando ahora?" Si la respuesta es afirmativa, entonces sigamos con la decisión. Si es negativa, entonces no tomemos la decisión. Es así de sencillo.

La Ley de la intención y del deseo.

Es inherente a cada intención y a cada deseo el mecanismo para su realización. La intención y el deseo, en el campo de la potencialidad pura, tienen un poder organizador infinito. Y cuando introducimos una intención en el terreno fértil de la potencialidad pura, ponemos a trabajar para nosotros este poder organizador infinito.

 

La energía y la información están por todas partes en la naturaleza. Todo el universo, en su naturaleza esencial, es el movimiento de la energía y la información. La única diferencia entre un árbol y nosotros es el contenido informativo y energético de nuestros respectivos cuerpos.

 

Podemos modificar conscientemente el contenido energético e informativo de nuestro propio cuerpo producido por dos cualidades inherentes de la conciencia: la atención y la intención. La atención carga de energía, y la intención transforma.

 

Los seres humanos podemos dar órdenes a este poder organizador infinito por medio de la atención consciente.

 

Cuando sigamos estos cuatro  pasos para realizar nuestros deseos, la intención generará su propio poder:

 

  1. Entra en el hueco. Es decir, céntrate en el espacio silencioso que existe entre los pensamientos, entra en el silencio.

 

  1. Libera tus intenciones y deseos. Intenta todo lo que desees, no desistas.

 

  1. Mantén la reserva acerca de tus deseos: no los compartas con nadie, si no es con una persona que tenga exactamente los mismos deseos y que mantenga vínculos estrechos.
  2. Deja que el universo se ocupe de los detalles. Confía.

 

La Ley del mínimo esfuerzo.

La inteligencia del universo funciona con una facilidad libre de esfuerzos, con despreocupación, con armonía y con amor. Y dominamos las fuerzas de la armonía de la alegría y del amor, creamos el éxito y la buena fortuna con una facilidad libre de esfuerzos.

Esta Ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con una facilidad libre de esfuerzos y con una despreocupación tranquila. Cuando nuestros actos están motivados por el amor, nuestra energía se multiplica y se acumula.

Esta Ley tiene tres aspectos:

Aceptación: Este momento es tal como debe ser, pues todo el universo es tal como debe ser.

Responsabilidad: Todos los problemas contienen la semilla de la oportunidad. Si tomamos conciencia de ello, todas las situaciones, supuestamente preocupantes, se convertirán en una oportunidad para la creación de algo nuevo y hermoso, y todo supuesto verdugo o tirano se convertirán en nuestro maestro.

Indefensión: Si abrazamos el ahora y dejamos de pensar en justificaciones, se presentará dentro de nosotros la alegría y nos liberaremos de las terribles cargas de la actitud defensiva, de resentimiento y de hipersensibilidad. Sólo entonces no volveremos ligeros de corazón, despreocupados, alegres y libres.

La Ley del desapego.

En el desapego se encuentra la sabiduría de la incertidumbre, en la sabiduría, de la incertidumbre se encuentra la libertad con respecto a nuestro pasado, con respecto a lo conocido, que es la cárcel del condicionamiento pasado. Y nuestra disposición a adentrarnos en lo desconocido, el campo de todas las posibilidades, nos sometemos a la mente creativa que dirige la danza del universo.

Esta Ley dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico es preciso renunciar al apego a esa misma cosa. Esto no quiere decir que abandonemos la intención de crear nuestro deseo. Abandonamos nuestro apego al resultado.

Esta acción es muy poderosa. En el momento en que renunciemos al apego al resultado, combinando la intención apuntada con el desapego simultáneamente, tendremos todo lo que deseamos.

El apego se basa en el miedo y en la inseguridad, y la necesidad de seguridad se basa en la falta de conocimiento de nuestro Yo verdadero.

La Ley del dharma o del propósito de la vida.

Todos tenemos un propósito en la vida, un don singular o un talento especial que podemos dar a los demás. Y cuando combinamos este talento singular con el servicio a los demás, conocemos el éxtasis y la exaltación de nuestro propio espíritu, que es la finalidad última de todos los objetivos.

Cada uno de nosotros tiene un talento singular y una manera singular de expresarlo. Existe algo que cada uno de nosotros puede hacer mejor que nadie más en todo el mundo.

Debemos preguntarnos cómo podemos servir a la humanidad y cuáles son nuestros talentos naturales. Esto nos hará estar centrados en lo que hemos venido a entregar.

Esta Ley tiene tres aspectos:

  1. Cada uno de nosotros estamos aquí para descubrir nuestro Yo verdadero.
  2. Todo ser humano tiene un talento singular.
  3. Cuando combinamos el servicio a la humanidad con la capacidad para expresar nuestro talento, ejercemos plenamente esta Ley del dharma. Entonces no habrá nada que nos cierre el acceso a la abundancia ilimitada.

 

 

 

 SPEAKERS MASTERS

Certifícate como Orador- Líder

 

¡¡¡Lo primero que se necesita para triunfar en la vida es saber hablar!!!

Expresate y actúa como un líder, no seas unos más del montón, distínguete de los demás. Un 90% de las personas y profesionistas no triunfan, viven en pobreza porque no se saben expresar, no saben influir, ni persuadir.

 

¡¡¡INSCRIBETE!!!

Un sinnúmero de directivos, jefes, empresarios, políticos, etc. tienen muchísimos problemas porque no saben hablar en público, les da miedo expresarse o lo hacen muy mal; además tienen problemas con su personal porque no los saben dirigir, mucho menos liderar, son tachados como ogros o  gruñones,  sus relaciones con los demás son tensas, no saben venderse ni vender  su empresa, por lo que deberían conocer técnicas de influencia,  persuasión, cierres, de psicología, desconocen como triunfar y como entender los problemas de su gente, aun más profundo traumas y complejos, esto y más aprenderás en Speakers Masters , ¡¡¡haz la diferencia, aprende a triunfar!!!

 

SE ¡SPEAKERS MASTERS!

Habla, piensa, controla emociones, convence, relacionate, lidera, triunfa.

Método Harvard

Las vertientes del método de los 7 pasos del éxito de Harvard Speakers Masters son:

 

ORATORIA. Habla como un profesional, pierde el miedo a hablar en público, maneja  adecuadamente tu lenguaje corporal (el 55% de la comunicación es corporal), expresarte correctamente (el 28% de nuestro lenguaje es el matiz, tono, ritmo, etc.) vuélvete un experto en la comunicación e influye sobre los demás.

 

Que tienen en común Gandhi, Martín Luter King, Obama todos nacieron en diferentes épocas, vivieron diferentes culturas; pero manejan en forma magistral el arte oculto de la oratoria. Si deseas triunfar en la vida, tienes que hablar como un profesional, así de sencillo.

 

 

LIDERAZGO. Vuélvete líder, conoce las técnicas más novedosas sobre el liderazgo, actúa como lo hace un líder, la palabra convence pero el ejemplo arrastra y la congruencia vive por toda la eternidad, la congruencia es la afinidad entre el hacer, el decir y el pensar. Aprende el arte de ser líder, de vender tus sueños, para que sean los sueños de todos. 

Que diferenciaba a Lee Iacocca (Chrysler), Konosuke Matsushita (Panasonic) nada todos eran líderes y sabían dirigir a sus empresas a pesar de los inconvenientes que pasaron, el primero una quiebra, el segundo la segunda guerra mundial. Ambos señalaban que el secreto de su éxito era saber escoger y dejar trabajar a los hombres que harían crecer su organización. Ese es un principio del líder ¿deseas conocer los demás?

 

MARKETING PERSONAL. Nadie nos enseña a vendernos como profesionistas, existen miles de personas que tienen menos conocimientos que tú y están ganando muchísimo más o tienen un mejor puesto; es hora de que te sepas vender y le demuestres al mundo tu valía, es momento de que sepas convencer a los demás y salirte con la tuya. (Técnicas de cierre, persuasión, de influencia, de psicología, neurolingüística, etc., que cambiarán tu vida)

Si no te sabes vender tú como vas a vender una empresa, cómo vas a crecer como profesionista o en tu área, como te desenvolverás adecuadamente. Martín Luther King, Mahatma Gandhi tuvieron que vender sus sueños y millones de personas se los compraron uniéndose a ellos. El líder tiene que saber vender sus ideas y provocar el cambio.

 

 

ESTRATEGIA I.Q. Aprende  a pensar correctamente, a crear estrategia en la vida, a ser audaz, astuto, a pensar rápidamente (les ha pasado que quisieron decir algo y se les olvido) como ser ágiles mentales, manejar el arte de convencer; vencer, a través de la palabra. Esta vida no es de los más inteligentes, sino de los más astutos.

 

Tienes que volverte audaz, astuto, perspicaz, sin perder la humildad. Un viejito espiaba a unas chicas que se bañaban ellas se dieron cuenta y le reclamaron. Él dijo yo no las estoy viendo, solo alimento a los cocodrilos. Las chicas huyeron y las vio. Hay que ser más inteligente que los demás, para lograr nuestros propósitos.

 

RELACIONES PÚBLICAS Y HUMANAS. La gente y empresas a nivel mundial, crecen con base en sus relaciones, el pasado, presente y futuro depende de la gente que conoces y como te relacionas con ellas, desafortunadamente nadie nos enseña a hacerlo adecuadamente ¿Te gustaría saber cómo influir sobre los demás y tener  poderosos? Tu futuro está en tus manos. Fluye e influye.

Existen principios que te harán crecer, los grandes de todos los tiempos son maestros en el arte de agradar a la gente, en aplicar marketing viral, en relacionarse con aquellos que les interesan. Las empresas a nivel mundial lo conocen, saben las normas, de cómo tratar a los que los van a ayudar a alcanzar sus sueños, Henry Ford, Dale Carnegie, Kennedy, Starbucks, etc. Descubre los secretos de las relaciones humanas y públicas.

  

NEUROPSICOLOGÍA E INTELIGENCIA EMOCIONAL. La mayoría de las personas cargan un sinnúmero de problemas, que los van a llevar a tomar malas decisiones en su vida, medidas emocionales que los conducirán al fracaso no sólo en el ámbito empresarial; sino, en el sentimental. Aprende cómo manejar tus emociones para que tu pensamiento sea acertado, aprende a quitarte todos esos problemas psicológicos que tenías y no te habías dado cuenta y que afectan tus pensamientos.

Ray Kroc estaba cansado de tener sólo 20,000 personas a su cargo decía que eran muy pocas; hay quien tiene 10 y no sabe qué hacer con ellas, debido a que no sabe canalizar sus problemas. Tenemos que aprender a manejar nuestras emociones.

 

7 LEYES DE LOS TRIUNFADORES. Conoce los 7 pasos que llevan a los triunfadores a lograr cada una de sus metas, de sus sueños, de sus objetivos. Los pasos que se requieren para que el universo y la vida se confabulen a su favor. Encuentra tu misión  en la vida.

La victoria privada precede a la victoria pública. Aprendamos a pensar correctamente, a actuar de manera adecuada, a dirigir nuestra vida por el sendero del éxito, a triunfar en la vida, este es tu momento.

  

CERTIFICATE CON ESPECIALIDAD EN ORATORIA Y LIDERAZGO

  

Esto es:

 

 SPEAKERS MASTERS                                                         TEL: 442 198 1188